Podemos construir una relación literalmente desde la tierra